La fistunal perianal perros, fístula anal o fístula perianal, son partes ulceradas de gran profundidad, que avanzan paulatinamente, con agravamientos supurativos crónicos y repetidos del tejido perianal. Esta patología en perros, en una mezcla de infecciones y abscesos. Se hallan localizados en órganos y folículos pilosos en la zona del ano y son propiciadas igualmente por el estado húmedo e impuro del entorno. En tu clínica veterinaria Vellcan en Coslada, tenemos el tratamiento de fistula perianal en perros, que detallaremos en esta entrada de hoy.

¿Cómo aparece la fistula Perianal en perros?

Estas fístulas, suelen aparecer primeramente en forma de pequeñas aberturas de drenaje, localizadas en la piel perianal. Con el paso del tiempo, la infección se va acentuando, así como el tamaño de estas aberturas. Este hecho permite la unión entre ellas, formando zonas amplias de ulceración y granulación.

¿Cuál es el diagnóstico de una fístula perianal?

Esta patología es más común en machos que en hembras. Su aparición puede tener lugar a lo largo de la vida del animal, sin una edad determinada, aunque la edad media de animales afectados es aproximadamente cinco años.

El primer síntoma que presentan cuando visitan nuestra clínica veterinaria Vellcan, es la presencia de dolencias en la parte anal. Normalmente con cuadros de estreñimiento o diarrea, olor desagradable, así como sentir la sensación de tener que evacuar el intestino, sin ninguna necesidad real de defecar. Igualmente, otros síntomas representativos de esta enfermedad, son los constantes mordiscos en la zona afectada, así como lametones. También se suele manifestar mediante la pérdida de peso y apetito.

Cómo aparece la fistula perianal en perros

¿En qué consiste la exploración del perineo?

Los perros afectados, se ven sometidos a un tipo de exploración denominada exploración del perineo. Esta exploración resulta ser muy dolorosa para el animal. Este deberá ser sedado, para evitar posibles ataques o mordiscos, ya que comienzan a llorar con el solo hecho de levantarles la cola. Igualmente, es necesaria la sedación del animal, para poder realizar una explotación exhaustiva y meticulosa.

¿Cuál es el tratamiento para la fístula perianal perros?

El tipo de tratamiento que debemos aportar a nuestra mascota, es principalmente higiene y una alimentación basada en una dieta equilibrada y sana. No obstante, las fistulas perianales, deben ser tratadas de forma rápida y eficaz, ya que resultan muy desagradables tanto para el animal como para su dueño. Para reducir la inflamación será preciso el uso de antibióticos, que reducirán dicha inflamación, pero sin llegar a extinguirla.

Este tratamiento puede ser necesario durante el resto de su vida. Del mismo modo, existe la posibilidad de la cirugía, que se recomienda una vez transcurridas entre cuatro y seis semanas, y el tratamiento impuesto por el veterinario no presenta mejoría. Una vez practicada la cirugía, se procederá a reanudar ese mismo tratamiento entre tres y seis semanas después de la operación.

¿Cómo es el tratamiento quirúrgico para fístulas perianales?

El tratamiento quirúrgico para fístulas perianales en perros, se recomienda cuando el tratamiento impuesto por el veterinario no hace efecto, así como, cuando tienen relación con los sacos anales. Su principal función es destruir los tejidos necróticos y sin vitalidad. Asimismo, incentiva la cicatrización sin producir incontinencias fecales o estenosis anal. Los perros afectados en menor grado, responden mejor al tratamiento que otros con afecciones más agudas. Estos últimos, como hemos dicho anteriormente, puede que tengan que mantener el tratamiento durante el resto de su vida.

¿Qué diferencia existe entre la resección radical y la superficial?

La resección radical

Consiste en eliminar la totalidad de la piel, el tejido subcutáneo, el músculo y fascia afectados. El recto se junta con la piel restante mediante puntos individuales con bastante separación entre ellos. El principal problema que se presenta después de la cirugía en la incontinencia fecal.

La resección superficial

Elimina toda la piel afectada por la inflamación y se aconseja en casos de fístulas graves o que no reaccionen al tratamiento. En este tipo de cirugía, es menos común que provoque incontinencia fecal como en el caso anterior de la resección radical.

Veterinario Coslada located at Avenida de la Cañada, 71 , Coslada, Madrid . Reviewed by 5 opiniones rated: 5 / 5