Que mi perro estornuda mucho es una de las pregunta en nuestra consulta más comentada y en la mayoría de los casos debemos restar importancia, o simplemente dejarlo pasar. Pero es una acción que merece su atención en el caso de producirse con relativa asiduidad, ya que los perros no estornudan por los mismos motivos que lo hacemos los humanos si un perro no para de estornudar puede ser motivo de alarma.

La nariz, engloba ciertos nervios al igual que toda la cavidad nasal. Cuando un perro inhala alguna sustancia irritante, estos nervios tienden a sensibilizarse, provocando que el perro estornude bien con un sonido notable o de forma espontánea y explosiva, de esta manera facilitan la expulsión de estos agentes externos que le irritan las fosas nasales.

En algunos casos concretos el estornudo del perro suele ser un síntoma de que sea víctima de alguna infección del aparato respiratorio, así como cualquier agente externo que le obstaculiza la nariz. Pero este acto de estornudar en las mascotas puede ser un acto reflejo protector, también puede ser ocasionado por la presencia de ácaros en su nariz, lo que le convertiría en una situación más delicada y en determinadas ocasiones incluso grave.

Por qué estornudan los perros

Otra curiosa circunstancia que provoca el estornudo en las mascotas, son las defensas químicas que desprenden las luciérnagas para protegerse de los posibles ataques de otros parásitos, al llegar al olfato del perro le produce un repentino estornudo.

¿Debe ser causa de preocupación los estornudos continuados en perros?

Por norma general los estornudos en los perros no originan ninguna situación extremadamente grave, y deben ser tratados en su justa medida, dándoles la importancia que les corresponde. No por ello debemos dejarlo en el olvido, sino prestarle atención para ver si el perro no para de estornudar o simplemente desaparecen sin ninguna medicación. En caso de que este hecho se prolongue en el tiempo y no veamos ninguna mejoría, la opción más aconsejable es hacer una visita a nuestro veterinario de confianza como Vellcan y ponernos en manos de los profesionales. En determinados casos, nos podemos encontrar con la situación de que estos estornudos frecuentes se produzcan de forma insistente, lo que puede ser un síntoma de alguna enfermedad de nuestra mascota, como puede ser la secreción nasal, porque tenga sinusal o problemas dentales.

Principales causantes de los estornudos en perros

A continuación, detallamos las principales causas de los estornudos en perros:

Enfermedades respiratorias.

Estas enfermedades se suelen presentar a modo de resfriados y de infecciones en las fosas nasales, causa muy común cuando es cachorro. Por otro lado, los virus parainfluenza canina, equivalente al virus paragripaal y adenovirus suelen ser motivos muy comunes de los estornudos de los perros. Por este tipo de enfermedades en nuestras mascotas se recomienda sobre todo cuando son cachorros seguir minuciosamente el calendarios de vacunas que puede ver aquí.

Cuerpos extraños.

En la vida de nuestras mascotas el sentido del olfato es imprescindible, por lo que su empeño por olfatear todo lo que se le presente, en ocasiones suele estar ligado a oler alguna sustancia irritante y que ésta, se le quede alojada en los pasajes nasales, dando lugar a continuos estornudos hasta que se deprende de ella.

Alergias

Al igual que nos ocurre a los humanos, los perros también sufren los síntomas de determinados tipos de alergia, lo que les provoca continuos estornudos y posibles irritaciones en los ojos. Los motivos principales de estas alergias suelen ser los mismos que en los humanos: el polen, los ácaros, el polvo o incluso el humo del tabaco. La respuesta defensiva del organismo del can para poder eliminar la sensación de irritación de la nariz o de la faringe no es otra que los citados estornudos.

Infecciones

En este caso concreto, los estornudos de nuestra mascota, sí que presentan una situación más delicada y en ocasiones hasta grave. En el caso de que esta infección se en el diente o en la propia raíz de diente, puede derivar en una infección respiratoria.

Tumores

Este es el caso más extraño por el que nuestra mascota pueda estornudar.  Un tumor de tipo intranasal provoca en el perro estornudos continuos, obstruyendo por norma general una de las ventanas de la nariz, impidiendo una adecuada respiración. En caso de no prestarle la atención precisa, el tumor tenderá a extenderse e incrementar su tamaño, por lo que podría derivar en cirugía y en algunos casos extremadamente graves, incluso tratamientos de quimioterapia.

Veterinario Coslada located at Avenida de la Cañada, 71 , Coslada, Madrid . Reviewed by 5 opiniones rated: 5 / 5